CQM TE INFORMA

Cirugía Laparoscópica

La cirugía laparoscópica o “mínimamente invasiva” es una técnica especializada. Durante los últimos 10 años, el uso de esta técnica se ha ampliado brindando así opciones quirúrgicas más cómodas para los pacientes. La cirugía laparoscópica es tan segura como la cirugía tradicional abierta.


Prácticamente cualquier cirugía abdominal y pélvica puede ser realizada a través de esta técnica, entre algunas de ellas tenemos colecistectomías, cistectomías, apendicectomías, resecciones intestinales, esterilizacionesquirúrgicas y pancreatectomías.


Algunas ventajas de la cirugía laparoscópica son: menor tamaño de la incisión lo que redunda en mejor efecto estético, menor dolor postoperatorio y líneas generales de recuperación más rápida para el paciente.


El Centro Quirúrgico de la Montaña cuenta con un con solida formación y vasta experiencia en cirugías de Vesícula y Hernias por laparoscopía.

Manejo del dolor

El dolor es una sensación provocada por su sistema nervioso. El dolor crónico es diferente al dolor agudo. Las señales de dolor duran semanas, meses o hasta años. La causa puede haber sido una lesión o una infección. Puede haber una causa continua de dolor, como la artritis o cáncer. Hay tratamientos que pueden ayudar a controlar su dolor crónico. Estos incluyen medicamentos, acupuntura, estimulación eléctrica y cirugía.


La estimulación eléctrica o neuroestimulación, es una terapia contra el dolor crónico que consiste en estimular la médula espinal o nervios periféricos mediante pequeñísimos impulsos eléctricos utilizando un dispositivo (neuroestimulador). Cerca de la médula espinal, se conecta un electrodo implantable (cable flexible recubierto de material aislante), que funciona con una batería implantada. Este electrodo, junto con el neuroestimulador implantable envían impulsos eléctricos que bloquean los mensajes de dolor e impiden que lleguen al cerebro.


La Neuroestimulación puede ser un tratamiento útil para pacientes con: Síndrome de Dolor Regional Completo, Problemas de Discos Herniados, Traumas en Extremidades, Pacientes de Neuropatía Diabética, Enfermedad Vascular Periférica (Mala Circulación), Entre Otros.


Por otro lado, el dolor crónico puede manejarse con Bombas de Infusión. Este es un tratamiento creado para ayudar a controlar el dolor, y al mismo tiempo evitar los efectos secundarios que pueden acompañar las terapias tradicionales con medicación. El sistema consta de varias piezas las cuales serán implantadas dentro de su cuerpo a través de un procedimiento quirúrgico. Las mismas son: Una bomba, un catéter y un conector de acceso. La bomba almacena y libera las cantidades indicadas de medicación dentro del cuerpo, el catéter suministrará la medicación desde la bomba a un espacio cercano a la espina dorsal y el conector de acceso le permitirá al médico tener acceso directo al catéter implantado, de modo que medicaciones o soluciones estériles puedan ser enviadas directamente a través de éste, evitando la bomba.


Las Bombas de Infusión pueden ser un tratamiento útil para: Pacientes de Cáncer, Artritis Crónica Generalizada, Espasticidad Severa, Dolor Generalizado, Entre Otros